Página 3 - SuperCable - Talento por SuperCable Nro.42

Versión de HTML Básico

3
por | Año 3 | No 42
S I N R E T O Q U E
La belleza
de Caracas
“Quiero transmitir que Caracas es bella”,
afirma la arquitecta Greley Villamizar con
pasión, porque eso es lo que siente por
la ciudad en la que nació. En su época de
estudiante la fotografía era una exigencia
académica, después de 28 años de
graduada, ahora se tornó en una nueva
puerta a la creatividad y para plantearse
nuevos retos. Desde mayo de 2012,
lnstagram
la atrapó. Comparte con nosotros
la fotografía de la estructura del artista Jesus
Soto
Volumen Virtual Suspendido,
mejor
conocida como llovizna. El centro Banaven
es uno de los edicifios más modernos de
Caracas. Soto formó parte de su diseño
cuyo manejo del color es impresionante”,
explica la aficionada a la fotografía.
“Valoro más que antes un atardecer, nunca
vemos para arriba”, asegura una de las
pocas venezolanas que participó en la
exposición
Latin America in Construction:
Architecture 1955–1980
, una iniciativa del
Museo de Arte Moderno de Nueva York que
se apoyó en
Instagram
como plataforma.
Si quieres saber más sobre el trabajo de Greley
Villamizar:
Twitter:
@greleyv
Instagram:
@gmvr1405
T
La llovizna de Jesús Soto
A veces el paisaje esconde
historias sorprendentes. El cineasta
venezolano George Walker Torres
ha comenzado a coleccionarlas. Su
primer largometraje documental,
María y el Nuevo Mundo
(2009),
fue sobre una mujer de treinta
años, separada de su hija, que
sobrevive recogiendo latas y
botellas rodeada de perros en el
sitio turístico conocido como la
Colonia Tovar. Mientras que este
año estrenó
Sin vuelta
, que relata
el día a día de Isabel y Rosita,
ambas producciones galardonadas
en varios festivales.
Isabel es una mula, una gitana
(Isabel Martín Molina) que fue
detenida en Venezuela al volar
de regreso a España con drogas.
Ella estaba embarazada y dio
a luz en la cárcel a su hija (Rosa
María Anaya). Durante las noches
duerme en prisión y en el día
vive con su niña en un barrio
caraqueño. Destinada a vivir lejos
de su familia en otro país, Isabel
lucha por sobrevivir con su hija en
el exilio, en el caos y la violencia
una ciudad en convulsión.
Esa es la sinopsis del documental
Sin vuelta
, que retrata la
cotidianidad de esta española
que cumple condena por traficar
11 kilos de cocaína. En los 63
minutos que dura el largometraje
se hace una radiografía de los días
de Isabel y todo lo que hace por
su hija Rosita, mientras que pasa
sus noches en la cárcel.
Interés por la intimidad
Todo comenzó en una visita al
Instituto Nacional de Orientación
Femenina, en el que George
descubrió la guardería en la
que permanecen las hijas de las
mujeres detenidas. El cineasta se
interesó entonces por las madres
que dan a luz mientras cumplen su
condena. Fue así que el realizador
conoció a Isabel Martín Molina.
“Quería hacer algo íntimo,
establecer una relación con los
personajes. No quise hacer algo
tan informativo ni reporteril, sino
una película mucho más personal”,
manifiesta George Walker. Por eso
de todas las historias que vio y
los contactos que hizo, el foco se
quedó centrado en Isabel y su hija.
“Estas mujeres no hablaban
mucho, la mejor relación la
establecí con Isabel, a quien
considero mi amiga. Como ella
hay muchas madres solteras, que
tienen una fuerza, una vitalidad y
sensibilidad que me fascina y me
interesa”, enfatizó.
Contexto efervescente
El rodaje siguió por tres meses a
Isabel Martín Molina y a su niña.
Casi a diario la visitó en su hogar
que alquilaba en 2012 por 600
bolívares en el sector El cañón,
del 23 de enero. Ningún miembro
de su equipo se atrevió a subir al
barrio, mientras que se armó de
coraje para grabar hasta 70 horas.
“Si Isabel fuese una pintura lo
demás sería el paisaje. Los tiros,
las bandas, el contexto político son
parte del lugar donde ella semueve.
Es algo que está tan presente que
me pareció importante ponerlo y
por eso se observa la polarización
y la violencia, –explica el joven al
tiempo que agrega– mi objetivo no
era hacer una crítica social o de las
mujeres en estado de privación de
libertad”.
Sin vuelta
ha participado en
diversos festivales como el de
Mujeres en Foco (Buenos Aires),
donde recibió el Premio al Mejor
filme; el de Oaxaca (México); el de
La Habana (Cuba), el de Margarita
y en la Muestra documental
de Mérida (estos últimos en
Venezuela).
El realizador George Walker Torres
estudió Comunicación Social en
la
Universidad Católica Andrés
Bello
y luego se fue a Paris a
estudiar en la
FEMIS
(ex
IDHEC
),
un master en Dirección de cine.
También realizó un Master de
Fine Arts en escritura de guión
en el
American Film Institute
de Los Ángeles. Ha escrito y
dirigido varios cortometrajes
(
La Pierre
, 1997;
Unterwegs
,
1998;
L’est
, 1999) que han sido
premiados en varios festivales
internacionales.
Una gitana en Caracas
El documental
Sin vuelta
, del cineasta caraqueño
George Walker Torres
relata la vida de Isabel, una madre exiliada y en prisión que lucha por estar cada día
cerca de su hija Rosita. Conozca cómo se realizó este largometraje y las enseñanzas detrás de la historia
Yohana Silvera
George Walker Torres se encuentra realizando su primer largometraje de ficción
E S C É N I C O
Isabel y su hija Rosita
T