Página 3 - SuperCable - Talento por SuperCable Nro.26

Versión de HTML Básico

E S C É N I C O
Scarle M. García S.
RETRATOS
SOBRE EL
MAR
La vida pesquera de Margarita
siempre ha sido evidente por sus
coloridos peñeros aparcados en todas
sus costas, sirviendo de inspiración
para innumerables artistas por sus
contrastes. La fotógrafa
Gabriela
Maldonado
se vio inspirada por este
rincón margariteño, tildándolo como
“uno de esos lugares escondidos
con los que te encuentras cuando
vas de paseo, de esos que todavía
siguen intactos con el tiempo y
que transmiten nada más que tranqui-
lidad…”
Maldonado
describe la
fotografía como una de sus grandes
pasiones y busca en cada uno de
sus retratos representar sensaciones
e ideas con un resultado muy creativo
y expresivo.
Si quieres conocer más sobre este artista
visita:
twitter: @comeongaby
instagram: @gabrielamaldo
flickr:www.flickr.com/memoriesofgabriela
3
T
S I N R E T O Q U E
EL RETO DE SER DELIRIO
MIGUEL FERRARI SACÓ A
HILDA ABRAHAMZ
DE SU COTIDIANIDAD MELODRAMÁTICA EN LA PANTALLA CHICA Y LA LLEVÓ A DONDE QUERÍA ESTAR COMO
ACTRIZ. CONVERTIDA EN LA HEROÍNA DE
AZUL Y NO TAN ROSA
SU ESTRENO FORMAL EN EL CINE FUE IRREVERENTE Y MUY LEJANO A LAS ETIQUETAS QUE
USUALMENTE LA CRÍTICA HA USADO PARA ELLA
por | Año 3 | No 26
Una participación en el Miss Venezuela
y más de treinta en telenovelas.
Hilda
Abrahamz
es una actriz que se atrevió
a salir del cliché de la bomba sexy para
interpretar en la gran pantalla a un
transexual. La primera cinta venezolana
ganadora del premio Goya a la Mejor
Película Iberoamericana,
Azul y No tan
Rosa
, fue su trampolín al logro de un
aprendizaje muy personal: a pesar de
las críticas, de la mano de un buen
director –como Miguel Ferrari– ella
pudo alcanzar su sueño de hacer cine
con un personaje con bastante sensatez,
aunque se llame Delirio.
¿Crees en esa premisa de que nada
mejor que ser dirigida por un actor?
Bueno chica a mí me ha funcionado,
primero porque Miguel Ferrari como
actor sabe cuáles son tus bondades y
debilidades. Sabe cómo tratarte, es
distinto. Esta es mi primera película, yo
no salía en el cine, estoy acostumbrada
a hacer televisión y por eso soy muy
gestual. Una de las cosas que me
aconsejó Miguel es que en la pantalla
grande se redimensionaban más esos
gestos. Tuvo mucha paciencia conmigo,
pero estoy segura que siempre será así
como director. Me siento muy cómoda
con él, creo que todos los directores
deberían tratar así a sus actores.
Participaste con un papel pequeño
en De Mujer a Mujer, de Mauricio
Walerstein, ¿por qué volver a la gran
pantalla ahora?
Yo hice esa película con él, pero no sé
porque me metió, capaz porque le
parecía bonita y podía llenar ese
espacio de la novia del protagonista,
T
Nueva Esparta, Isla de Margarita - 2013
En la cinta, Abrahamz encarna a una coreógrafa. Foto cortesía de Prensa Azul y No Tan Rosa
que ni hablaba. Él me dijo: “Si yo
hubiese sabido que tú ibas a poder
con el personaje, te hubiera escrito un
poco más”. Pero bueno, siempre me
pasaron cosas como esa. Vuelvo
porque siempre quise hacer cine, tenía
la ilusión de hacer un buen personaje
en cine y gracias a Dios tuve la dicha
de trabajar en muchas telenovelas con
Miguel. Ahí él fue descubriendo esa
parte de mí como actriz en la que
puedo hacer todo porque soy bastante
moldeable, y esa parte le gustó. Miguel
como director es muy estricto y ya
tenía pensado desde hace tiempo
hacer una película, tenía hasta los
actores escogidos. Un día me dijo:
“Tengo un personaje para ti que es
transexual”. De una vez le dije que sí,
siempre quise hacer un personaje
como ese, siempre me ha gustado
asumir ese tipo de retos.
Has sido bomba sexy, pero este
papel fue diferente. ¿Alguna vez te
sentiste encasillada? ¿Temes que te
encasillen otra vez?
De una u otra manera siempre me han
encerrado en un cuadrito: chica sexy
por un tiempo o solamente puede ser
la villana, siempre han existido esos
estereotipos sobre mí, ¡pero yo con mi
trabajo siempre he demostrado que
puedo hacer de todo!
¡Y este último trabajo hasta un Goya
se ganó!
Sí. De verdad estoy muy entusiasmada
con esta película. Estoy muy agra-
decida con Miguel y con la vida por
haberme dado esta oportunidad. De
verdad que las críticas han sido muy
positivas y a la gente le gustó mucho
Delirio. Ya quiero que se estrene la
película en España y en Estados
Unidos, estoy segura de que seguirá
cosechando éxitos.
Hilda, ¿este personaje te ha abierto
las puertas para otras películas?
Mira, para nada. De verdad, no me
importa, pero realmente no he tenido
ninguna oferta, ¡no te digo yo! ¡Aunque
si tuviera que quedarme con
Azul y No
tan Rosa
, yo soy feliz! Acabo de ser
premiada por esta belleza de película
y si no complazco los gustos de
otros directores venezolanos, no me
importa. Hice una película que me ha
llenado muchísimo como artista y
como persona y me sirvió para
demostrarme a mí misma de que soy
capaz de hacer muchas cosas.
Cuando a uno lo encasillan, a veces
crees las críticas. Pero, la gente en
España me preguntaba cómo hice ese
personaje tan difícil con tanta naturali-
dad y fue tan fácil hacerlo. ¡Para mí no
significó ningún riesgo, estuve muy
bien dirigida y me sentí muy cómoda
con Delirio!
Cuando recibieron el premio y subieron
a la tarima, ¿qué sentías tú?
Estaba segura de que nos íbamos a
llevar ese premio. De hecho, en todas
las entrevistas que hice previas al
Goya, yo decía que iba a ir a recibir
mi premio junto a mis compañeros.
Competimos con muchas películas
buenas, pero yo sabía que la nuestra
era la mejor. Tenía la certeza, no lo
dude por un momento. Claro, cuando
se estaba acercando el momento, ya
estaba nerviosa y rezaba. Las personas
que tenía al lado se reían y cuando lo
dijeron, nos levantamos todos súper
emocionados. Todo el teatro estaba
impresionado porque de todos lados
salía gente de la película y subimos
todos a la tarima y eso allá no existe.
Normalmente sólo sube el director
y con la emoción fuimos contra el
protocolo. Pensé que nos iban a ver
feo, pero realmente todos nos felicitaron.
¿Cuál fue el aprendizaje final de
todo el trayecto, desde el primer día
de rodaje hasta hoy?
Aprendí muchas cosas con respecto a
mí. Yo he tenido que luchar bastante
para tener un lugar en la televisión y
Azul y No tan Rosa
me demostró que
puedo hacer cosas grandes. De
verdad, es una satisfacción increíble.
He aprendido a creer más en mí, yo
soy muy intensa y para mí todo es un
aprendizaje. Interpretar a un transexual
que es una persona muy juzgada,
me hizo identificarme mucho. Yo me
he sentido muy criticada, y aprendí a
aceptarme, el personaje me dejó
levantarme como actriz.