Página 9 - Revista Entertainment - Octubre 2015

Versión de HTML Básico

ESPECIAL
9
“Esta es realmente una nueva experiencia para mí.
Cuando interpreté a un soldado, fui y pasé tiempo
con los soldados. Cuando en
The Lookout
interpreté
a alguien que había sufrido una lesión cerebral
traumática leve, pasé tiempo con personas
que habían sufrido lesiones similares. Pero
esto es diferente, es encarnar a una
persona real usando su nombre,
cambiando mi estilo para parecerme a él, y
contando su historia. Me sentí obligado a
honrar a Philippe. Al mismo tiempo, sin
embargo, creo que la mejor manera
para que un actor honre a una
persona real es internalizarlo,
en lugar de servilmente
imitarlo”, manifestó el actor,
quien fue escogido para esta
protagonización debido a sus
conocimientos de gimnasia,
deporte que practicó en su
infancia.
Tanto para Joseph como
para Bob Zemeckis el
trasfondo de la película era el
mensaje que el funambulista
francés quiso llevar al mundo.
“Esto es algo que Bob y yo
hablamos. Fuimos relativamente
precisos. Pero la precisión no era
nuestro objetivo número uno... No
se trata de los pequeños detalles
técnicos, ya que se trata en general de
lo que Philippe estaba diciendo al
caminar sobre este hilo. Que puedes hacer cualquier
cosa que te puedas imaginar. Ese pensamiento puede
crear lo imposible. Eso es la magia. Eso es el arte.
Expreso eso que para mí es lo más importante. Y para
mí eso es realmente la representación más
significativa de Philippe Petit, más
que mostrar todos los detalles
superficiales”, explicó Gordon-
Levitt.
Otra perspectiva
Sin embargo, bajo el
punto de vista de
Zemeckis esta película
es tanto una cinta de
aventuras como una
carta de amor a las
Torres;
En la Cuerda
Floja
debió recorrer
un largo trayecto hasta
las pantallas. Concebida
por primera vez en 2007,
llegará por fin a su
proyección mundial este
mes. “Uno de los mayores
obstáculos que encontré
para realizar este proyecto
fue que hoy en día es difícil
hacer una película que no
sea una secuela (…)
Cualquier cosa que trate
de ser única y original
representa la película
más ardua de realizar. Y
además hay que agregar que trata sobre una caminata
en la cuerda floja y deseaba hacerla en 3D. Era una
hazaña casi imposible”, explica el director, ganador de un
Oscar a Mejor director y Mejor película en 1994 por
Forrest Gump
.
“Bob Zemeckis es un verdadero realizador
cinematográfico”, afirma Tom Rothman, presidente de
TriStar. “Él tiene una rara habilidad para combinar lo
épico con lo íntimo. Una cosa es poner al público en los
zapatos del equilibrista con elementos visuales que te
dejan boquiabierto y algo muy distinto es lograr que los
espectadores se integren emocionalmente. Bob es uno
de los pocos directores capaz de hacer ambas cosas y
además usa la 3D de tal modo que convierte la película
en algo que no te puedes perder en la gran pantalla”,
asegura Rothman sobre esta película que también
cuenta con las actuaciones de James Badge Dale, Ben
Schwartz, Steve Valentine y Charlotte Le Bon.
Se trata de un reto que impulsó a Gordon-Levitt a
pasar ocho días continuos con Philippe Petit. Aprendió
su estilo y su arte. “Caminar sobre un cable entre las
dos torres del
World Trade Center
es hermoso y
físicamente atrevido. Pero hay una metáfora allí. Se
necesita valor para no hacer nada en realidad. Es tan
fácil y creo cobarde decir “no me importa”, o “yo
realmente no puede lograr nada” o “no puedo ser la
persona que quiero ser”. Para mí,
En la cuerda floja
es
una metáfora de esto. Y así, mientras que en mi vida
no creo que las cosas más valientes que he hecho son
físicamente peligrosas, todavía, con una buena
cantidad de auto desprecio, me toma el crédito para
hacer algunas cosas valientes”, concluye.
El proyecto está concebido desde 2007 y hasta ahora verá luz
Joseph Gordon-Levitt y Ben Kingsley
protagonizan
En la cuerda floja