Página 5 - Revista Entertainment 206- Noviembre 2016

Versión de HTML Básico

Homenaje
Clint Eastwood es incansable. A sus 86 años acaba de
estrenar su 35° film como director, Sully, con el cual
rinde homenaje al arquetipo del héroe norteamericano.
Lo hace a través de un personaje real, palpable, que
existe. El 15 de enero de 2009 un avión de US Airways
con 155 pasajeros despegó desde La Guardia, en
Nueva York, y a los pocos minutos recibió el impacto
de una bandada de aves que averió sus dos motores.
El piloto Chesley Sullenberger, apodado Sully, decidió
rápidamente que la nave no tenía suficiente fuerza
para regresar al viejo aeropuerto y que debía amarizar
en el río Hudson. Lo hizo con éxito. Salvó la vida de los
pasajeros y la tripulación. Lo que pareció un acto
heroico devino en una polémica pública. Meses
después, el Consejo Nacional de la Seguridad del
Transporte de EEUU argumentó que Sully debió haber
regresado a La Guardia y cuestionó severamente su
decisión. Comenzó entonces un proceso de
acusaciones y defensas. Palabra más, palabra menos,
tal es la anécdota del nuevo trabajo del viejo Eastwood,
un cineasta que ha rescatado la esencia del hombre
estadounidense desde las más variadas perspectivas.
Lo más importante en Sully reside en el retrato del
ciudadano común que cumple su deber, que hace lo
correcto, que no evade su responsabilidad. Una
especie de héroe anónimo en la multitud que
adquiere notabilidad por una decisión tomada en
momentos difíciles. En 2009 Chesley Sullenberger
era un veterano de la aviación con 42 años de
experiencia, casado, padre de familia, que ejecutó
una opción afortunada, a pesar de las opiniones
distintas. Es también la expresión de la incomprensión
social ante la honestidad de un ciudadano y de la
defensa de los principios de ese mismo ciudadano.
La elección de Tom Hanks —con bigote y cabello
gris— luce perfecta para interpretar al capitán del
vuelo 1549 que se convirtió en la primera foto viral
por Internet. De alguna manera su personaje se
asemeja a otros actuados por él como el abogado
James B. Donovan de El puente de los espías (2015),
de Steven Spielberg, o el marino Richard Phillips en
Capitán Phillips (2013), de Paul Greengrass. Hombres
que en situaciones difíciles deciden hacer lo correcto.
En contraposición surge la visión de la burocracia y
los medios que presionan para cuestionar la decisión
del piloto de la nave salvada.
Eastwood y su guionista Todd Komarnicki adaptaron
el libro que el propio Sullenberger escribió con Jeffrey
Zaslow. Pero lo representaron de forma distinta. Con
el dinámico montaje de Blu Murray y la extraordinaria
fotografía de Tom Stern (con los impresionantes
recursos del Imax) el film contrasta la acción de
amarizaje en el río de Nueva York con lo que pudo
haber pasado si Sully hubiese decidido regresar a La
Guardia. Esta dialéctica dramática domina toda la
narración para mostrar un incidente central que
puede ser examinado desde varias perspectivas y un
personaje cuyos valores son puestos a prueba y
encontrados válidos.
El elenco de Sully es sobresaliente. Además de
Hanks, descuellan las adecuadas actuaciones de
Aaron Eckhart como el copiloto Jeff Skile y Laura
Linney como Lori, la esposa de Sullenberger. Como
en todas las películas de Eastwood hay un cuidado
muy especial en las interpretaciones. Pero, sobre
todo, hay una atención especial a los valores humanos
en medio de las adversidades.
Alfonso Molina
SULLY (SULLY)
EEUU, 2016.
DIRECCIÓN:
CLINT EASTWOOD.
GUIÓN:
TODD KOMARNICKI, BASEDO EN EL LIBRO
HIGHEST DUTY DE CHESLEY ‘SULLY’ SULLENBERGER
CON JEFFREY ZASLOW.
PRODUCCIÓN:
CLINT EASTWOOD, FRANK MARSHALL,
ALLYN STEWART, TIMMOORE.
FOTOGRAFÍA:
TOM STERN.
MONTAJE:
BLU MURRAY.
MÚSICA:
CHRISTIAN JACOB Y LA TIERNEY SUTTON BAND.
ELENCO:
TOM HANKS, AARON ECKHART, LAURA LINNEY,
MIKE O’MALLEY, ANNA GUNN, JAMEY SHERIDAN.
PELÍCULA DEL MES
5