Página 21 - Revista Entertainment Mayo 2014

Versión de HTML Básico

ENTREVISTA EXCLUSIVA
21
sus manos premios tan importantes “no llegó al azar”,
enfatiza la cineasta barquisimetana.
Ahora pasaron de El Chico que Miente a uno Pelo
Malo…
(Risas) No y antes estuvo
Postales de Leningrado
(2007) y
A la media noche y media
(1999), donde
también actuaban niños.
¿Y cómo es el trabajo con los chamos?
Es encantador. Marité y yo lo asumimos de maneras
distintas como directoras. Te encuentras con personali-
dades fuertes, pero totalmente libres de prejuicios. Así
pude construir los personajes que me imaginé. Eso
fue en lo que más me esforcé para
Pelo Malo
.
¿Cuál es esa emoción que hace que públicos tan
distintos (Italia, Canadá, España, entre muchos
otros) se conecten con la cinta?
En muchos de los festivales que ha ido
Pelo Malo
no
ha habido presencia venezolana nunca y el público ha
reaccionado muy bien. Entonces, hay un universo
familiar muy íntimo que los conecta y mueve una fibra
interna, donde todos somos hijos y todos podemos
llegar a ser padres. Trato de profundizar en muchos
niveles partiendo de uno que parece tan elemental
como lo es cómo luce tu pelo. Me ha pasado algo
curioso: si la muestro más hacia Norteamérica es una
historia sobre el racismo, en Europa es mucho más
asumida desde la homosexualidad, en Latinoamérica
es vista como una película política que habla de una
polarización. Entonces, cuando veo que está haciendo
huella en el espectador, desde el lugar que más le
interese, pero manteniendo una historia que es
absolutamente caraqueña, es increíble.
¿Eras una directora barroca y ahora te vas a lo íntimo?
No. Siempre he trabajado lo íntimo. Claro, en algunas
ocasiones he trabajado las estructuras de las películas
un poco más complejas y esta vez es una figura como
mucho más lineal.
Es inédito que un filme criollo se lance comercial-
mente primero en el extranjero y luego aquí.
Estrenar antes afuera fue una coincidencia no prevista.
No es una estrategia de estreno, sino que hay una cola
muy grande de películas venezolanas por estrenar en el
país. Estar en todos estos países es muy emocionante
y te da una opción y una posibilidad de poder llegar a
mucho más público. Culturalmente es recibida desde
una perspectiva distinta a como yo me lo hubiese
imaginado, pero no opuesta a la que yo imaginé. El
nivel narrativo de
Pelo Malo
la hace llegar a muchas
más culturas y eso es muy emocionante.
¿Dónde tienes la Concha de Oro?
(Risas) Escondida en mi estudio en Caracas.
¿Qué supone tenerla? ¿Qué pensaste cuando la
tuviste en tus manos?
Pensé en la gente que me ha ayudado toda la vida.
Para mí, la Concha de Oro no es: ¡Uy la pegué! Eso es lo
más alejado a lo que pasó. No llegó al azar, en Sudaca
Films sabíamos hacia a donde estábamos apuntando y
que estábamos trabajando en algo muy sólido. Cuando
vimos que jurado tras jurado alrededor del mundo
reconfirmó que la película sí es buena, supimos que
algo estaba pasando con la película. Sudaca Films lleva
20 años construyendo una forma de narrar, un lenguaje
y es natural que un reconocimiento tan importante
como la Concha de Oro llegue después de esto.
¿Es la misma emoción cada vez que recibes un
premio o ya perdiste el miedo al discurso de
aceptación?
(Risas) No, la emoción es grandísima (dice con
humildad) porque imagínate: cambian los festivales,
los lugares, los jurados y además cambia el premio.
Hemos tenido premios a la Mejor Película, Mejor
Guión, Mejor Actriz... eso refuerza cada una de las
áreas trabajadas y la emoción siempre es muy grande.
¿Cómo te sientes con este estilo de vida tan
cambiante de un país a otro?
Durante los últimos tres meses de 2013 estuvimos
muy full porque todos los días teníamos proyección de
la película en algún lugar del mundo. Fue descomunal.
Ahorita con los estrenos y festivales vuelve otra vez el
ajetreo y el staff de la película está realmente repartido
por el mundo porque yo no puedo ir a todo.
Eres la primera mujer latinoamericana que gana el
máximo galardón del Festival de San Sebastián.
Sí, en 61 años de historia del festival sólo cinco
directores latinoamericanos se han ganado ese
premio. Somos poquitos, la verdad.
¿Tendrás una película próximamente?
Ahora está trabajando en eso Marité Ugas, yo seré la
productora. Este año hacemos preproducción de su
película para filmarla en 2015.
¿Algún nombre?
Contactados
. Pero no te puedo decir más nada
(Risas).
Marta no comprende porqué su hijo quiere cambiar su cabello