Página 7 - Revista Entertainment 200- Mayol 2016

Versión de HTML Básico

ZOOM IN
7
Desde muy temprana edad, comenzó a mostrar dotes
artísticas y además tenía mucha empatía con la cámara
de video; cada vez que podía era el centro de atracción
de la misma en grabaciones caseras en donde mostraba
gran desparpajo, comentó la autora de su biógrafía
Karina Longworth.
Ese interés continuó con el pasar del tiempo; ya en la
secundaria Bernards High School, participó en varias
obras teatrales. Desde los 12 años comenzó a tomarse
muy enserio la actividad artística, incluso llegó a tomar
lecciones de canto con la reconocida soprano e
instructora Estelle Liebling.
Quizás comenzó a germinar algo especial en ella y
toda esa actividad generó un mayor compromiso de
aquella chica con gafas y cabello rizado, hasta
evolucionar en una adolescente segura de sí misma,
hasta el punto de convertirse en una de las porristas
principales del instituto.
Luego de graduarse, en 1969 asistió a la prestigiosa
Vassa College, con el firme propósito de iniciarse en el
mundo de la actuación como modo de vida.
Se instruyó en interpretación en la reconocida Vassar
College y posteriormente amplió estudios en Darmouth
College y en Yale School of Drama, graduándose a
mediados de la década de los 70. Uno de los instructores
de aquella época, Clinton J Atkinson, comentó sobre el
fuerte espíritu autodidacta de la novel actriz: “ No creo
que alguien alguna vez enseñó a Meryl actuar. Ella
realmente se enseñó a sí misma”.
En efecto, la intensidad para afrontar con las máximas
garantías de triunfo, es un factor innato de la
estadounidense, algoqueseviopatentecuando interpretó
a Roberta Guaspari en la película Music of the Heart
(Músicadel Corazón). Paraasumir ese rol, secomprometió
a aprender a tocar violín; tomó clases de 6 horas diarias
para lograr ese objetivo, que complementaría
perfectamente con su papel y además le sirvió para una
nominación comomejor actriz, en los Oscar del año 2000.
De las tablas al estrellato
Entre los múltiples reconocimientos que ha cosechado
Meryl Streep, hay uno que muchas veces pasa por
debajo de la mesa: una nominación al premio Tony
de 1976 como mejor actriz de reparto en la obra 27
Wagons Full of Cotton. Precisamente su carrera comenzó
a tomar auge en ese punto de su vida. Aunque finalmente
el premio recayó en Shirley Knight, todo cambió
radicalmente para la intérprete.
Previamente había prestado su voz para una serie
animada basada en la obra del psicolanalista Erik Erikson
llamada Everybody rides the carousel (1975).
A partir de 1977, empieza a dejarse ver en películas como
The Deadliest Season y Julia, ésta última acompañando
a las ya consagradas estrellas: Jane Fonda, Maximillian
Schell y Vanessa Redgrave. Esta producción obtuvo tres
estatuillas de la Academia en 1978. Apenas fue su
primera incursión en el cine y de una vez comenzó a
disfrutar de las mieles del triunfo y no contenta con ello,
lo entrelazó con dos grandes éxitos: The Deer Hunter y
Kramer vs Kramer.
John Cazale y la ruta hacia su primer Oscar
En aquellos años, Maryl Streep empezó a forjar su propia
leyenda con su ímpetu y ganas de perfeccionar
constantemente su trabajo. Seguía siendo una muy
talentosa actriz con un futuro formidable. Paralelamente
era la compañera sentimental del experimentado John
Cazale ¿Quién era él? Ni más ni menos que el hombre
que interpretó a Fredo Corleone en las dos primeras
entregas de El Padrino, de Francis Ford Coppola.
Se conocieron en el verano de 1976, mientras ambos
protagonizaban una obra de Shakespeare. Eran una
pareja dispar; ella una belleza de 27 años en pleno inicio
de la efervescencia de su carrera y él un hombremaduro
de 41 años, con un gran peregrinar en el mundo de
la actuación.
Lamentablemente el romance no duró mucho, porque el
italo-estadounidense falleció el 12 de marzo de 1978,
víctima de un cáncer de pulmones ocasionado muy
seguramente, por su afición a los habanos cubanos. La
última vez que figuró en los créditos de una película fue
en The Deer Hunter (El cazador), dirigida por Michael
Cimino y con una destacada actuación de Meryl Streep
que le mereció una nueva nominación a los Premios de
la Academia en 1979.
Quizás esta pérdida, provocó un punto de quiebre
emocional que sumergió a Streep en una de las
interpretaciones más aclamadas de la época, cuando le
dio vida al personaje de Joanna, en Kramer vs Kramer.
Incluso se cuenta, que de esta desgracia personal se
aprovechó Dustin Huffman, para sacar el máximo
rendimiento interpretativo de su compañera.
En la biografía de Streep, conocida como: Ella otra vez:
convirtiéndose en Meryl Streep, su autor, Michael
Schulman hizo hincapié de la siguiente anécdota,
“Hoffman (Dustin) comenzó a arengarla verbalmente
detrás de cámara, diciéndole cosas relacionadas con su
novio recientemente fallecido” dijo un ejecutivo del film,
Richard Fischoff.
¿Cuál fue el motivo de este asedio? El propio Fischoff
atinó a decir que fue una táctica para que Streep
exteriorizara sus sentimientos en las escenas que le
tocaba grabar. “él la provocó y usó todo lo que sabía de
ella para que diera lo mejor de sí durante su actuación”.
A partir de ese instante, se abrió para siempre la
talentosa capacidad interpretativa de una mujer que para
muchos, es signo ineludible del cine moderno. Con ese
primer Oscar, llegaron dos estatuillas más como mejor
actriz principal: Sophie’s Choice (1983) y Iron Lady (2012)
y también la certeza que cada vez que sus créditos
hacen parte de una proyección audiovisual, seguramente
estarán ante la presencia de un film para enmarcar.
En aquel año, finalmente pudo concretar su sueño de
llevar a la gran pantalla el guión que conjuntamente con
Ben Affleck había estado desarrollando desde 1993, en
la que daba vida al joven genio incomprendido llamado
Will Hunting.
De la mano del director GunVan Sant, el film fue todo un
éxito que recaudó más de 200 millones, recuperando
con creces los 10 millones presupuestados inicialmente.
Además consiguió nueve nominaciones a los Premios
de la Academia de 1998, ganando dos estatuillas
doradas: Mejor Actor de Reparto para Robin Williams y
Mejor Guión Original para el dúo Damon-Affleck.
Luego de transitar la alfombra roja por primera vez,
ambos actores han tenido una carrera con más puntos
altos que bajos y particularmente Matt Damon, ha
logrado en ese período, dos nominaciones por sus
destacadas actuaciones en Invictus (2009) y la última
hasta los momentos en el musical de Ridley Scott: The
Martian (2015).
Para el futuro, el estadounidense de 45 años, estrenará
en el mes de julio una nueva y esperada secuela de
Jason Bourne y para finales de año, Great Wall del
director Yimou Zhang. En 2017 se estrenará la comedia
de crimen y misterio: Suburbicon , que co-estelarizará
con Julianne Moore y Josh Brolin, bajo la dirección de
George Clooney y con los escritos de los hermanos
Cohen y finalmente con Alexander Payne (Los
Descendientes) aparecerá en Downsizing.
JULIE & JULIA
LUNES 09
VEN 12:50 p.m.
¿QUÉ VOY A HACER CON MI MARIDO?
VIERNES 06
VEN 08:17 p.m.
MAMMA MÍA!
MARTES 03
VEN 12:14 p.m..
RICKI AND THE FLASH
VIERNES 13
VEN 12:14 a.m.