Página 6 - Revista Entertainment 200- Mayol 2016

Versión de HTML Básico

ZOOM IN
6
Signada
por la ruta
del triunfo
Rafael Adolfo Vásquez
CADA UNA DE LAS CARACTERIZACIONES DE MERYL STREEP, PUEDE
CONSIDERARSE UN DIAMANTE EN BRUTO QUE POSTERIORMENTE SE
CONVERTIRÁ EN UN TESORO INVALUABLE CON EL PASAR DE LOS AÑOS. SE
LABRÓ UNA REPUTACIÓN HISTRIÓNICA A LA PAR DE OTROS LEGENDARIOS
ACTORES Y ACTRICES Y HOY, ELLA ES UNA REFERENTE OBLIGADA DE LA
HISTORIA DEL CINE. SU TALENTO Y LOS RECONOCIMIENTOS DAN FE DE ELLO
Una larga trayectoria actoral y una lista de distinciones de
todo tipo, llevaron hace muchos años a Meryl Streep a
convertirse en una leyenda viviente del cine. Esta dama
de la actuación conserva a pesar de su estatus, el hambre
de trabajo como si se tratara de una principiante que
apenas se está abriendo camino en esta actividad.
Aunque en su haber ya posee tres Oscar, sigue haciendo
papeles de calidad que inevitablemente la llevarán a un
buen número de nominaciones en el futuro. Eso sí, las
que ya obtuvo y las hipotéticas que están por venir no
están entre sus prioridades, esto dijo al respecto: “No
tengo en mi mente las fechas de cuando obtuve mis
premios, eso fue hace treinta años. No tengo esa cuenta
en mi cabeza. “afirmó durante una entrevista en el diario
londinenseThe Sun.
Previo a la entrega del máximo galardón de la gran pantalla
hollywodense de 2012, cuando consiguió su tercer
premio, ella estaba encantada con la posibilidad que su
colega, Viola Davis, obtuviera el primero de su carrera por
su papel principal en The Help. “Ella se lo merece,
porque sin duda está a la vanguardia de este negocio”
sentenció ante el periodista Grant Rollings.
Todos saben cuáles fueron los resultados de aquel
entonces. Streep rompió el maleficio de 12 nominaciones
consecutivas sin levantar estatuillas doradas y su rol como
Margaret Thatcher en el film The Iron Lady, enmarcado
como uno de los mejores de su brillante repertorio.
Sus inicios
Nació en una familia de clase media alta. Su padre, Harry
William Streep Jr., era un ejecutivo de la industria
farmacéutica que formalizó una unión conyugal con una
comerciante llamada Mary Wolf Wilkinson. De este lazo,
nacieron tres hijos: Mary Louise (Meryl), Dana y Harry
William III. Fue criada bajo el dogma presbiteriano.