Página 9 - Revista Entertainment 201- Junio 2016

Versión de HTML Básico

Los animales son, obviamente, un aspecto muy
importante de la película, por lo que era importante
para mí para estudiar cómo se comunican, cómo
socializan. Tuve oportunidad de pasar tiempo con
gorilas en la Fundación Aspinall en Kent, Inglaterra.
E incluso aquí, en California, tuve la oportunidad
de estar cerca de algunos felinos, leones, tigres y
panteras. ¡Fue increíble!
¿Puedes hablarnos un poco de cómo fue trabajar
con Margot Robbie para construir este poderoso
lazo entre sus personajes?
Cuando los conoces por primera vez, ellos están
viviendo en Inglaterra desde hace largo tiempo,
han pedido un bebé y no son felices allí. Y creo
que, en cierta forma, Jane sabe que él no es feliz,
porque cuando se presenta la oportunidad de volver
a África, ella está ansiosa por ir. Ella también pasó
su niñez allí –creció en la Villa Kuba–, así que está
emocionada por ir. Él está asustado, no quiere volver.
Teme a quien una vez fue, al lado más animal de su
personalidad. Pero ella lo convence y vuelven, y casi
inmediatamente son separados. El personaje de
Christoph Waltz – Rom – secuestra a Jane, mientras
que John y George van tras ellos a través de la jungla.
Pero ella no es una damisela en peligro, él necesita
volver a ella porque se siente muy vulnerable sin
Jane. Su relación, y como hallan el camino para
reencontrarse, es el centro de la historia. Margot y
yo no tuvimos mucho tiempo para establecer esa
conexión, pero fue muy fácil para ella.
¿Puedes hablar del proceso
que atravesaste para lograr
la presencia física de este
personaje?
Era muy importante lucir como
alguien que fue criado en la
jungla, que ese es su hábitat
natural. Debes sentir que cuando
se mueve a través de la jungla, puede
hacerlo con los ojos cerrados, y su físico
era una gran parte de ello. Debía ser ágil y
flexible, y lograr esa condición fue difícil. Nos
preparamos durante cuatro meses y luego,
obviamente, entrenamos durante el rodaje.
Así que fueron como nueve meses en total. Fue
muy demandante, tuve que decirles adiós a mis
amigos y familia durante un tiempo porque fue muy,
muy intenso, la dieta y el entrenamiento. Toda mi
energía se fue en ello, así que si tenía un día libre
simplemente lo pasaba desmayado en el sofá.
Esta cinta tiene un reparto increíble.
¿Cómo fue para ti, como actor,
trabajar junto a actores icónicos
como Samuel L. Jackson, Christoph
Waltz y Djimon Hounsou?
Ni siquiera sé por dónde comenzar.
Fue fantástico trabajar con actores que
no sólo tienen un talento increíble, pero
además son seres humanos decentes e
increíblemente generosos. No es sobre ellos; se trata
de la película, de colaborar y hacer lo mejor para esta
escena o este momento. ¡Eso fue increíble!
¿Qué esperas que se lleve consigo el público que
vea la cinta?
Obviamente es una gran y divertida película de acción,
pero también tiene un trasfondo interesante. Se
ambienta en el Congo, durante el reinado del
Rey Leopoldo, así que toca varios temas series
en términos de esclavitud y de cómo trataban
la tierra y a los animales, y lo que le hicieron
a los nativos. Fue un genocidio. Se estima que
20 millones de personas murieron. Es matiz
muy sutil de la película, que se experimenta a
través de los ojos de John cuando regresa a
esta tierra en la que creció.
ESPECIAL
9