Página 17 - Revista Entertainment Febrero 2014

Versión de HTML Básico

17
ENTREVISTA EXCLUSIVA
es el embajador de nuestra música en este planeta y
me tocó trabajar con él a los 16 años. Luego en 1992
cuando me radiqué en New York trabajé con José
Alberto “El Canario”. Desde ahí me empezaron a llover
ofertas. Enseguida, Marc Anthony me contactó y fui el
primer venezolano que produjo con él durante tres años
continuos.
¿Los artistas te confiesan su preocupación por el
sonido?
El artista se preocupa por la calidad. Pero siempre les
digo que mientras un sonido le funcione, mantengan la
fórmula hasta que el público les demande otra cosa.
¿Cómo defines tu estilo de hacer música?
Tengo un estilo muy personal. Es un sonido venezolano,
mezclado con el Caribe y NewYork.
La orquesta Salsa Giants ha sido una gran novedad.
¿Cómo surgió la idea y a dónde piensan llegar?
Salsa Giants busca levantar el género de la salsa y
reunir estrellas. Yo dirijo la música en vivo de la orquesta.
En el Curaçao North Sea Jazz Festival de 2012, Marc
Anthony, Oscar de León, Cheo Feliciano, Willy Chirino,
Charlie Zaa, José Alberto ‘El Canario’, Tito Nieves, Nora
de la ‘Orquesta de la Luz’, Luis Enrique y Andy Montañez
presentaron a la banda. Desde este mes estaremos
de gira por Perú, varias ciudades de México, Estados
Unidos, Panamá, Colombia (específicamente nos
presentaremos en el Carnaval de Barranquilla), para
seguir a Europa y Asia.
¿Cómo te sientes de tener instrumentos con tu
nombre, además hechos por una compañía asiática?
Es un triunfo para Venezuela porque soy el primero que
logra esto. Ya tengo unas baquetas con una reconocida
empresa estadounidense con medio siglo de vida.
Ahora, tengo la oportunidad con Tycoon Percussion
que es una compañía tailandesa con treinta años en el
mercado y estoy satisfecho por la calidad de los instru-
mentos. El sonido es excelente, suena a Robert Vilera,
con mi medida.
¿Participaste en su diseño?
Sí, absolutamente. Mi esposa y yo trabajamos en el
diseño desde hace tiempo. Los timbales son púrpura
porque está demostrado psicológicamente que ese
color tiene un efecto relajante. Eso contrasta con el
sonido agresivo de mi timbal. Las campanas son
azules porque se le asocia a la parte más intelectual de
la mente, nos hace sentir relajados y tranquilos, aparte
nos ayuda a tener claridad en las ideas y a ser creativos.
Nada fue improvisado.
Coméntanos tu experiencia en las clínicas para los
jóvenes percusionistas en todo el mundo.
Desde que llegué a New York he dado clases privadas
y en una escuela. Mis clínicas de percusión son muy
participativas y eso me encanta. No tenemos las típicas
preguntas de una clase magistral, sino historias vividas.
¿Te interesaría incursionar en la creación de bandas
sonoras?
Marc Anthony me invitó a hacer la banda sonora de la
película
El Cantante
, pero en ese momento había
adquirido otros compromisos y no pude participar en el
proyecto. Después Larry Harlow, “El Judío Maravilloso”,
estaba dirigiendo la banda sonora de una cinta japonesa
y trabajamos juntos en ella. Me gusta mucho esta rama.
Incluso, mi hijo está estudiando música y le pedí que
inscribiera una materia dedicada a este tema y él
complació mi capricho.
¿Al final cuántos Grammy y cuántas nominaciones
tienes?
Creo que ya perdí la cuenta. Pero, para mí más que las
estatuillas es muy importante el certificado emitido
por la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la
Grabación de Estados Unidos. Además, respeto
mucho las nominaciones porque es muy gratificante el
simple hecho de que la institución te reconozca.
El número de criollos en el Grammy Latino ha ido en
ascenso. Muchos dicen que antes no había partici-
pación porque desconocían el hecho de que para
competir había que inscribir el disco.
Sí. Los músicos venezolanos no sabían que había que
inscribirse. La situación del país ha hecho que la gente
emigre y se entere de cómo se mueve y cómo funciona
este mercado de la música. Cualquier artista puede
inscribir su disco y si eres de los que acumulas
más votos puedes entrar en un renglón y entrar a las
nominaciones de los Grammy y ganártelos. ¡Es posible!