Página 9 - Revista Entertainment 208

Versión de HTML Básico

propuesto al principio, pero creo que uno encuentra
su destino naturalmente. Puedes girar el volante
hacia donde quieras, pero al final es la carretera la
que te guía a buen puerto, más allá de tu estilo. He
hecho una gran cantidad de cosas en mi vida, pero
lo que mis fans realmente adoran así como los
papeles que la gente suele recordar más son los
fuertes personajes femeninos. Así que la posibilidad
de interpretar fehacientemente, sobre la pantalla,
aquello que yo misma portaba en mi interior en lo
tocante a este personaje ha constituido un enorme
privilegio, porque nunca en la vida me sentí como
una mujer particularmente fuerte”.
Y si Alice supone un personaje fuerte y muy
admirado, lo mismo puede ser dicho de Claire
Redfield, quien retorna tras sus apariciones previas
en Resident Evil: Extinction (2007) y Resident Evil:
Afterlife (2010), la cuarta y quinta cintas de la serie.
Ali Larter encarna una vez más este respetado papel.
“Me gusta interpretar a una mujer fuerte y vulnerable
a la vez”, dice Larter. “Aunque esto no tiene que ver
con la suavidad, porque yo no suelo ser suave, ni me
atraen los papeles así. Disfruto mucho encarnando a
mujeres fieras que saben ir más allá de sí mismas.
Más adelante tienes que hallar las cuarteaduras de
estos personajes y ponerte a excavar ahí”.
Mientas que para el actor cubano, uno de los últimos
en sumarse a la producción, esta oportunidad le ha
deleitado inefablemente. “Me invitaron a formar
parte del elenco”, explica Levy, “y en ese preciso
instante, sin siquiera haber leído el guion, contesté
‘¡Claro que sí!’ No podía creer que me hubiesen
ofrecido esta oportunidad, incluso llegué a pensar
que no era más que una broma. Ahora tengo que
pellizcarme todos los días a fin de convencerme que
esto está sucediendo realmente”.
Levy infunde también un gran respeto. “Christian,
mi personaje, es un hombre que cree saber lo
que es correcto y cómo defenderse, pero los
demás no le permiten ser el líder en el que anhela
convertirse. Esto es muy interesante
porque, a final de cuentas, tiene razón
casi todo el tiempo. Al final del día,
todos quieren sobrevivir y en este
sentido, la película te muestra lo
verdaderamente importante”.
Eoin Macken interpreta a Doc,
otro de los personajes que
lucha por su vida y por la
preservación del carácter
grupal de los poquísimos
supervivientes. “Así es,
mi personaje y Michael
intentan mantenerlos a
todos reunidos. Estoy en
una relación con Claire
Redfield, pero entonces
aparece Alice, quien nos
encomienda una misión ¡lo
que, claro está, nos lleva a
ser atacados por montones
de zombis! Pero esto es la recta final, porque si
fallamos, todos morirán”.
“Y Michael debe apoyar a Doc”, añade Fraser James,
el actor elegido para encarnarle, “porque el grupo es
bastante problemático. Incluso en un mundo post-
apocalíptico puedes hallar a esa clase de gente que
quiere comandar a otros, lo que invariablemente
genera conflictos…”
“¡Debemos correr durante horas!”, enfatiza Ruby
Rose, otra actriz que se adentra por vez primera en
el mundo de Resident Evil. “Es una locura, pero a la
vez algo sumamente divertido, sobre todo a causa
de las secuencias repletas de peleas, la posibilidad
de usar pistolas y armas y todas estas otras cosas
que, sin duda, permiten que nos tomemos esto a la
ligera, como si no fuese un trabajo”.
Otro miembro de la familia que asombrosamente
se ha unido a la serie a fin de participar en la última
parte es Ever, la hija de siete años de edad de
Paul y Milla. “¡Es muy buena!”, comenta su padre
orgullosamente. “Es muy natural y el equipo entero
se ha sentido impresionado a causa del claro enfoque
que a su edad ya domina. Es realmente talentosa y
desea convertirse en actriz.
El público en general disfrutará a manos llenas
de este último capítulo de Resident Evil, que gracias al
talento y un equipo sumamente entusiastas, capaces
de conjugar un enorme respeto por la historia, brindarán
algo único y poderoso en una entrega final
que seguramente cerrará todo a través
de una explosión incomparable.
ESPECIAL
9