Página 5 - Revista Entertainment 211

Versión de HTML Básico

Fortaleza
Femenina
Una violación puede convertirse en el principio de
un proceso destructivo que no solo afecta a la mujer
agredida sino también a su agresor. Ese es la
premisa dramática de
Elle
, la nueva película del
holandés Paul Verhoeven que condujo a la francesa
Isabelle Huppert a una reciente candidatura al Oscar
como mejor actriz. El personaje central se llama
Michèle, una dura ejecutiva de una empresa de
videojuegos que, tras ser atacada sexualmente en
su casa por un hombre enmascarado, decide no
hacer la denuncia y con mucha curiosidad intenta
saber quién es el hombre que la violó. El resultado
es un thriller psicosexual de mucha fuerza que ha
sido muy bien recibido por público y crítica.
Verhoeven (Ámsterdam, 1938) es un cineasta que
ha dado varios giros en su carrera, algunos
importantes. En la década de los setenta del siglo
pasado formó parte del movimiento provo, integrado
por jóvenes inconformes y en algunos casos
violentos. De esa época fueron sus primeros filmes
—Delicias holandesas, 1971, y Delicias turcas,
1973
, entre otras— cargados de vehemencia,
erotismo y romance. A mediados de los ochenta
aterrizó en Hollywood y cambió su registro autoral
por uno más comercial. Fue cuando dirigió Robocop,
1987, Total recall, 1990, y sobre todo, Bajos instintos,
1992, que lo confirmó como un director de valía.
Luego vinieron otras producciones irregulares y
menos exitosas, hasta que regresó a Europa y
realizó la producción germano holandesa El libro
negro, en 2006, un drama bélico de intriga que tuvo
mucho éxito. Entonces pasó diez años sin filmar.
Volvamos a
Elle
. Michèle no llama a la policía.
Tampoco busca una venganza. Decide que la violación
es un percance que no debe alterar su vida rutinaria,
pero sí quiere saber quién la forzó sexualmente. A
medida que lo averigua comienza una fuerte atracción
hacia ese hombre. Verhoeven provoca continuamente
al espectador con esta intriga inquietante e incluso
morbosa, pero lo hace con ciertos toques de humor
que por momentos desconcierta. El personaje
femenino es fuerte y tiene el poder, un rasgo similar
a las protagonistas de Bajos instintos y El libro negro.
La película se sustenta fundamentalmente en la
actuación sobresaliente de Isabelle Hupert. La actriz
francesa da vida a un personaje de múltiples caras,
exento de emociones. Intenta ser antipática ante el
espectador y termina siendo reveladora de un drama
interno. Ella le confiere múltiples detalles de la
personalidad de Michèle. Uno de ellos es un humor
oscuro, lacerante y profundo.
El ácido guión de David Birke —adaptación de la
novela Oh… del francés Philippe Djan— expone una
visión nada complaciente de las relaciones familiares
con una apariencia de thriller convencional —resultó
lo contrario— cuyo objetivo es sorprender al
espectador a través de relaciones interpersonales
nada convencionales.
Verhoeven revela un trabajo de dirección frío, sin
pretender el virtuosismo, pero muy correcto en su
ejecución. Su principal acierto es conseguir una
atmósfera malsana, inquietante, en la que el
espectador no tiene ni idea de que va a ser lo siguiente
que le van a mostrar en pantalla.
Una de las mejores películas de la temporada,
Elle
llega
a la cartelera gracias al XXXI Festival de Cine Francés.
Alfonso Molina
ELLE (ELLE)
FRANCIA, ALEMANIA Y BÉLGICA, 2016.
DIRECCIÓN:
PAUL VERHOEVEN.
GUIÓN:
DAVID BIRKE, SOBRE LA NOVELA
DE PHILIPPE DJIAN.
PRODUCCIÓN:
SAID BEN SAID.
FOTOGRAFÍA:
STÉPHANE FONTAINE.
MÚSICA:
ANNE DUDLEY.
MONTAJE:
JOB TER BURG.
DISEÑO DE PRODUCCIÓN:
LAURENT OTT.
ELENCO:
IABELLE HUPPERT, LAURENT LAFITTE,
ANNE CONSIGNY Y CHARLES BERLING
PELÍCULA DEL MES
5